Receta de Crepes de jamón y queso gorgonzola

▷ Crepes de jamón y queso gorgonzola

La combinación de salado y dulce siempre es un éxito. Estos crepes rellenos de jamón y queso gorgonzola son el ejemplo perfecto de ello. Saben tan bien como parecen, como tortitas suaves y esponjosas rellenas de gorgonzola derretido y jugosos trozos de jamón cocido.

Son el desayuno perfecto para cuando te apetece algo especial pero quieres que sea ligero. Son tan sencillos de hacer que te preguntarás por qué no los has hecho antes. El truco es no llenar demasiado los crepes o no se cocinarán bien por dentro, así que ten cuidado al añadir el relleno. Después de hacerlas una vez, podemos garantizar que estas tortitas rellenas de jamón y gorgonzola se convertirán en uno de tus nuevos desayunos favoritos.

 

ingredientes crepes de jamon y queso gorgonzola

 

Ingredientes para preparar Crepes de jamón y queso gorgonzola para 4 personas

Hemos mantenido esta receta simple y sencilla, para que cualquiera pueda hacerla. Cualquier jamón o queso queda bien, así que no hay que sentirse limitado. Puedes utilizar lo que tengas en la nevera y ajustar las cantidades a tu gusto. Nosotros hemos rellenado los crepes con gorgonzola porque se funde muy bien, pero también puedes usar cheddar si prefieres sabores no tan intensos.

  • 300 g de jamón cocido en tacos
  • 300 g de queso gorgonzola

Ingredientes para la masa del crepe

  • 400 g de harina con levadura. Si es harina normal, añadir 12 g de levadura en polvo (levadura química)
  • 400 ml. de leche entera
  • 4 huevos medianos
  • 70 gr azúcar blanquilla
  • 40gr mantequilla
  • Gotas de esencia de vainilla
  • Una pizca generosa de sal fina

 

  

como se hacen crepes de jamon y queso gorgonzola

 

Pasos para la elaboración de Crepes de jamón y queso gorgonzola

  1. Empieza por combinar la mezcla para la masa del crepe en un bol, respetando bien las cantidades.
  2. Asegúrate de haber batido bien los ingredientes para evitar que se formen grumos. Añade un poco más de leche si está demasiado espeso.
  3. Dejar reposar la masa durante unos cinco minutos para que las harinas absorban el líquido y las tortitas queden más ligeras y esponjosas.
  4. Mientras tanto, cocina el queso gorgonzola en una sartén a fuego lento con un poco de mantequilla hasta que el queso se haya derretido.
  5. Si quieres que el jamón tenga toque tostado, dale unas vueltas en la sartén una vez sacado el queso, si te gusta la textura del jamón cocido crudo sáltate este paso.
  6. Empezamos a preparar cada crepe. En otra sartén poner la masa echándola poco a poco en el centro y que se distribuya. Deja una capa tipo tortita, unos 5mm.
  7. Cocina las tortitas hasta que se formen burbujas en la masa, entonces rellena con una cantidad no muy grande, ciérrales tipo empanadilla, y dales la vuelta hasta que estén doradas y cocidas por dentro.
  8. Sírvelas con algún sirope tipo caramelo si te gusta el dulce, si no, tal cual. Y a disfrutar. 😋

Consejos hacer los mejores crepes o tortitas

El truco para hacer crepes rellenos es rellenarlas hasta la mitad y tener cuidado al doblarlas por la mitad. Si los rellenas en exceso, el relleno estallará durante la cocción y las tortitas quedarán demasiado gruesas. Si no se cierran bien las tortitas, el relleno se escapará y las tortitas quedarán empapadas. Sin embargo, si tienes cuidado, saldrán muy bien. Si puedes meter una cuchara sin raspar el fondo de la sartén, tienes la cantidad adecuada. 

Utiliza ingredientes de buena calidad para la masa, y bátela muy bien. Los grumos son el enemigo de las tortitas esponjosas o crepes.

Acuérdate de dejar reposar la masa durante cinco minutos después de combinar los ingredientes para que las harinas puedan absorber el líquido.

Mantén el fuego a medio para obtener los mejores resultados. Si subes el fuego, las tortitas se quemarán por fuera antes de cocinarse por dentro.

Al dar la vuelta a las tortitas, utiliza una espátula y tómate tu tiempo. Si intentas apresurarte, las tortitas se romperán.

Utilice una sartén antiadherente para facilitar la limpieza y que no se te agarre el crepe.

¿Qué pasa si las tortitas están empapadas por dentro? Puede que las tortitas sean demasiado gruesas, así que prueba a cortarlas por la mitad para ver si se cocinan bien. Si siguen empapadas, puedes usar menos masa y hacer tortitas más pequeñas.

¿Y si las tortitas no se cierran bien? Si las tortitas no se sellan bien, se desharán cuando intentes darles la vuelta. Puede que la masa sea demasiado espesa o que hayas puesto demasiado relleno en cada tortita.

¿Qué pasa si las tortitas se rompen cuando intento darles la vuelta? Probablemente estás intentando darles la vuelta demasiado rápido o la masa es demasiado fina. Baja el fuego y tómate tu tiempo para darles la vuelta.

Cárnicas Ismael, venta de carne al por mayor, te propone recetas excelentes para desayunos, brunchs o cenas también.

Para mejorar la experiencia, usamos cookies. Si continúas navegando por nuestra web las aceptas.